viernes, 19 de junio de 2009

Educación Pública y gratuita

En Chile la educación universitaria Pública y gratuita es inexistente, todos los planteles exigen pago de aranceles y su administración se encuentra desligada de la preocupación estatal o gubernamental.

Algunos Justifican esta realidad señalando que es injusto que ciertos alumnos tengan esta posibilidad, se argumenta que es una discriminación arbitraria, más aún si se piensa que en Chile los quintiles más ricos ingresan a la universidad.

Otros entienden que es deber del estado asegurar y brindar un acceso gratuito a la educación, es una responsabilidad sustancial en su calidad de garante y protector de los derechos fundamentales del ser humano.

Ambas posiciones expresadas son atendibles y discutibles latamente.

En lo personal sostengo que la educación pública y gratuita, actúa como incentivo de excelencia y promoción de la igualdad. Padres e hijos sabrían de antemano, que de sus esfuerzos dependería su futuro, independientemente de cualquier consideración económica, esta situación no es asimilable a la obtención de créditos universitarios, que en ningún caso funcionan como verdadero promotor de incentivos.

Por lo tanto es un deber ético e intrínseco del estado el ofrecer una educación gratuita de excelencia, un modelo como este no es antagónico a la convivencia con universidades privadas, y si bien ,como se dijo anteriormente, ingresarían estudiantes de mayores recursos, esta des balanza no deriva del hecho de la existencia de una universidad gratuita, sino más bien proviene desde las raíces del sistema educacional Chileno, desde esa brecha pasmosa y vergonzosa que existe entre colegios públicos y privados.

En definitiva el otorgar una educación pública, gratuita, laica y pluralista, es un compromiso inexcusable del estado para con sus ciudadanos, más allá de consideraciones vetustas propias del debate de estado versus mercado.


2 comentarios:

Lorianne dijo...

Aquí pasa algo parecido, la educación pública es muy baja en relación a la educación en colegios privados, pero sí hay una universidad pública, el problema es que es un desastre, los profesores son los mejores, pero hay una desorganización tremenda, con decir que un semestre tarda un año en terminar porque la mitad del semestre los estudiantes están en huelga. Sin embargo, pienso que los mismos estudiantes han provocado esto, pues por no costarles nada, no cuidan lo que tienen, no lo respetan ni valoran, además, tirarse a la calle a quemar gomas no es la mejor manera de resolver problemas ni está a la altura de un estudiante universitario.

diego castro dijo...

deben cuidar lo que tienen es muy valioso tener una educacion universitaria gratuita de calidad.

acá en chile las familias terminan pagando la mitad de sus sueldos en pagarles los estudios a su hijos e incluso se endeudan por sobre sus capacidades reales.

de donde eres lorianne